La llegada de un bebé nos llena de alegría y el Baby Shower es la forma de celebrarlo con los más cercanos.

Todas las mamás y papás deberíamos de disfrutar de este momento al máximo. Por eso he creado este blog para ayudaros a organizar una fiesta de Baby Shower perfecta.

En España estamos un poco pez todavía en lo relativo a este evento y es normal, porque aquí es algo relativamente nuevo.

Es en Estados Unidos donde esta celebración se practica desde hace años. Seguramente ahora te suene a chino, pero aquí te explicaré todo lo necesario para ¡Conseguir un Baby Shower perfecto!

¿Qué es?

baby shower que esPues bien, aunque su significado literal sea “ducha de bebé” no tiene nada que ver con esto. En realidad es una fiesta en la que se celebra la cercana llegada de la criatura.

Por lo general es una reunión reducida, involucrando únicamente a las personas más allegadas a la embarazada. Puede ser incluso sólo para las amigas más íntimas o bien invitar también a algunos familiares.

Los invitados suelen llevar regalos para el bebé, ya que es la embarazada quien se encarga de preparar una merienda o brunch, organizar juegos, así como dar un regalo como recuerdo y agradecimiento.

Normalmente es la futura mamá quien lo organiza, con ayuda de alguien cercano (madre, madrina del bebé o amiga íntima). También puede organizarse como sorpresa para la embarazada, es un bonito detalle y ella no tendrá que preocuparse por lo más mínimo de la fiesta.

Antes de ir a lo que de verdad nos gusta (decoración), quiero explicarte los pasos imprescindibles de la planificación. Que son entre otros: quien se encarga de organizarlo, el mejor momento para hacerlo o el lugar del mismo.

También decirte que estas pautas puedes adaptarlas a ti, ya que no es una celebración formal y las normas no están muy definidas todavía, así que

¿Cómo organizar esta fiesta?

Lo mejor para mantener la calma es planificar con tiempo: cuanto más mejor. Pero si ya no dispones de mucho tiempo, simplemente hazlo lo más sencillo posible ¡No te compliques!

Lo ideal es empezar a organizar unos dos meses antes de la fecha que elijas. Pero todo depende de cuánto lo quieras complicar 😉

¿Cuándo? - Elegir la fecha

Primero decide cuándo se hará. Lo ideal es hacerla en el último trimestre del embarazo, porque la tripita de la mamá estará en su máximo apogeo, el riesgo existente ya es muy bajo y se sabrá el sexo del bebé.

¿Cuánto dinero €? - Decidir el presupuesto

Antes de empezar con la planificación establece un presupuesto, es la única forma de que salga económico, si no los gastos terminarán yéndose de madre. Si empezamos a organizarlo sabiendo lo que nos queremos gastar, podremos ir ajustandonos a ello. En cambio si empiezas a gastar sin sentido al final te gastarás una fortuna. Aunque al final te desvíes un poco del presupuesto siempre te saldrá mucho más económico que si planeas todo sin un presupuesto establecido.

Cuando empieces a organizar la fiesta no te olvides de ir llevando un control de todos tus gastos, puedes hacerlo en un excel indicando el concepto de los diferentes gastos. De esta forma sabrás cómo has invertido tu presupuesto inicial.

¿Quién? - Hacer la lista de invitados

Es hora de preparar la lista de invitados, como te decía antes puede ser un grupo muy reducido, incluso tus amigas más íntimas. Pero puedes invitar también a familiares, sólo ten en cuenta que a cuantas más personas invites más dinero te gastarás.

¿Dónde? - Buscar el lugar ideal

Una vez sepamos el número de invitados ya podemos empezar a pensar el lugar ideal donde tendrá lugar el Baby Shower. Personalmente me gusta hacerlo en casa, ya que es más económico, estarás más cómoda y es donde dentro de poco estará tu bebé.

Pero no siempre es posible por temas de espacio, en este caso no te preocupes, puedes encontrar lugares preciosos. Puede encontrar espacios perfectos disponibles para evento en restaurantes, hoteles o salas de fiestas.

En este punto la mayor parte de la planificación está hecha, ahora sólo te quedaría preparar todo lo que se hará durante ese momento; decoración,  juegos, invitaciones, comida y regalos para los invitados. Parece poco, pero los detalles siempre requieren de cierto tiempo, así que mejor no confiarse 😉

La Decoración del Baby Shower

Una vez sepas el lugar en el que lo harás, la fecha, el número de invitados, etc… Lo ideal es empezar a pensar en elemento clave de la fiesta: la decoración. Pensarás que es muy pronto, pero te podría sorprender el tiempo que perdemos en los detalles.

Te recomiendo empezar un mes y medio antes del evento a pensar en la decoración e ir comprando lo que necesitas. Aunque es más personal hacer la decoración tu misma y más barato, siempre puedes dejarlo en manos de empresas dedicadas a ello.

Recurre a ello sobre todo si no tienes tiempo o no se te dan bien las manualidades. Si vas a hacerlo tú misma esto es lo primero a plantearte:

¿Cuál será el tema principal?

En vez de empezar a pensar en la decoración sin ton ni son, decide cual va a ser el tema de tu Baby Shower. Es decir, la temática y colores principales, de esta forma todos tus preparativos irán en la misma línea y el resultado será espectacular. Los más recurridos son:

  • Clásico: De estilo infantil en tonos rosas o azules.
  • Naturaleza: Destacan las plantas o ramas verdes, con algún objeto de madera y formas de animales.
  • Romántico: Lleno de flores, velas y jaulas.
  • Náutico: Anclas, rayas, faros y colores predominantes: blanco, azul y rojo.
  • Rústico: Sencillo, flores, madera, incluso troncos y puede tener alguna forma de animal.
  • Princesa / Príncipe: Coronas por todas partes y los colores principales son rosa/azul y dorado.

Estos son los más utilizados, pero hay miles más. Si se te ocurre alguno diferente mejor, será más personal y original. Pero si no siempre puedes elegir uno de estos o buscar ideas, más adelante te enseñaremos algunas 🙂